Paro educativo: cuando la plaza pública se enciende

Marcha Docente 2017

Docentes agrupados en los cinco gremios del país y de todas las provincias, alumnos, jubilados, trabajadores, organizaciones sociales, políticas y culturales y niños de guardapolvo blanco acompañaron la marcha en defensa de la educación pública. “Hay una ley de financiamiento educativo, que dice que el gobierno nacional debe convocar a los cinco gremios nacionales a paritaria nacional para discutir salarios, el fondo compensador y el financiamiento educativo para infraestructura escolar”. Así inició un caluroso discurso Sonia Alesso, secretaria general de la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA). Frente a 70 mil personas que marcharon desde Congreso al Ministerio de Educación, la referente de CTERA exigió el gobierno que cumpla con ley 26.075.

Esta ley desde el 2006 fue un punto de inflexión en las políticas de inversión educativa. Puso en jaque a la política de desresponsabilización del Estado nacional, que fue la marca que el modelo neoliberal impuso en la Argentina desde la dictadura militar de 1976 a 1983, y que todo indica que hoy se intenta reinstalar.

La Universidad Nacional de Lanús estuvo presente. Dentro de su columna Cecilia Ros, Directora de la Maestría en Salud Mental Comunitaria afirmó: “Acompañamos este paro porque se están erosionando derechos salariales, y porque esta política de gobierno atenta contra los valores de una educación pública y gratuita, contra el presupuesto de las ciencias y la tecnología que no solo afecta al Conicet, sino también los presupuestos de las universidades nacionales. Hay varios valores que estamos defendiendo en esta marcha”.

Al conversar con Ramón Álvarez, Director de la Carrera de Enfermería afirmó: “estamos por las paritarias nacionales. Nos parece necesario e importarte ajustarse a lo que está establecido. Esta paritaria está fuera de la ley”.

Por su parte Manuela Solves, flamante egresada de la Carrera de Audiovisión dijo “acompañamos a los docentes y repudiamos la idea de paritarias por decreto como amenazan. Este problema trasciende al claustro docente, es de todos, de los trabajadores y de todos los claustros de la universidad”. Y Victoria Rey, docente investigadora de la UNLa, habló del fastidio que produce la política educativa actual: “vivimos en tiempos donde la política educativa es desguazar la educación pública. Atomizar para que los conflictos no se puedan resolver a escala nacional. Eso genera mucho malestar”.

Por último Silvia Cárcamo, Secretaria General de la Asociación de Docente de la UNLa (ADUNLa) dijo: “Están intentando atomizar a la educación y han instalado la idea de la descentralización financiera. Esta promueve que cada provincia se haga cargo de pagar a sus docentes. Lo mismo sucede en las Universidades, porque con el pretexto de la autonomía universitaria, quieren que se discuta dentro de cada universidad el salario de los docentes investigadores. Y todos sabemos que cuando se busca esto, no es un respeto por la autonomía, sino un deseo de deshacerse de la responsabilidad que tiene el estado nacional de proteger a la educación pública. Encubiertamente esto promueve la privatización educativa que generaría interesantes negocios para quienes buscan lucro”.

Carteles que dan cuenta del conflicto desfilaron a lo largo de la movilización: “Mientras existan maestros de pie, no habrá pueblos de rodillas”; “Aumento de M. E. Vidal = 2 de Muzza / Perdón de la deuda al Grupo Macri = 700 millones de Muzzas”; “La Educación como la luz del sol puede y debe llegar a todos”; “Maestra luchando también está enseñando”; “A Macri las únicas clases que le importan son las altas”. Y una niña pequeña de alrededor de 8 años que llevaba un cartel que mentaba: “Hoy aprendo”.

En ese marco de lucha, la secretaria General de CTERA en el cierre de su discurso anunció que los maestros acompañarán la marcha convocada para el 8 de marzo por la CGT al ministerio de la Producción.

Respeto a los que luchan

Cuando la columna pasó frente al Hotel BAUEN, empresa recuperada por sus trabajadores desde 2003, una ovación de aplausos y cantos saludaron fervientemente. Los primeros días de marzo se conoció que la jueza comercial Paula Hualde dispuso su desalojo para el 17 de abril luego del veto a la ley expropiación del Presidente Macri. Mientras, sus trabajadores saludaron desde el balcón la manifestación docente.

GALERÍA DE FOTOS