Sesionó en la UNLa un congreso por los 100 años de la Reforma Universitaria con prestigiosos académicos y dirigentes políticos, sociales y gremiales

Reforma
Bajo el título "Desafíos de la Educación Superior en Nuestra América: a cien años de la Reforma Universitaria", la cita reunió en la UNLa a destacados académicos y pensadores, docentes, alumnos y dirigentes políticos, sociales y gremiales de distintos países de Latinoamérica para debatir sobre los desafíos de estos tiempos en la enseñanza.

Al cumplirse el centenario del grito reformista que comenzó en Córdoba y se expandió a lo largo y ancho de la región, trazaron estrategias para enfrentar retos latentes desde entonces y reelaborar los paradigmas educativos vigentes teniendo en cuenta el contexto actual latinoamericano. Organizado por el Centro de Estudios de Integración Latinoamericana Manuel Ugarte de la UNLa, el evento duró dos días (14 y 15 de septiembre) y contó con mesas temáticas, conferencias, conversatorios, debates y ponencias.

Entre los disertantes estuvieron la ex diputada y socióloga Alcira Argumedo, la periodista y escritora Stella Calloni, el ex director General de Escuelas de la provincia de Buenos Aires Mario Oporto, el filósofo mexicano Fernando Buen Abad, Hugo Biagini, Yadira Córdova (vicepresidenta del Instituto de Altos Estudios Hugo Chávez), Fernando Rodal (presidente de la Confederación de Educadores Americanos), Jiovanni Samanamud (ex viceministro de Educación Superior de Bolivia), Natalia Bustelo, David Pulido (UNAM), Anahí Guelman (UBA), Pablo Imen (UBA-CCC), Vanesa Siley (SITRAJU Caba), Hugo Yasky (CTA de los Trabajadores), Daniel Ricci (FEDUN), Yamile Socolovsky (CONADU), Ariel Basteiro (ex embajador ante Bolivia), Cristina Álvarez Rodríguez, Ernesto Villanueva (UNAJ), Nicolás Trotta (UMET), Jorge Calzoni (UNDAV), entre otros referentes nacionales e internacionales.

Con el propósito de articular las distintas miradas, el Congreso dispuso de cinco mesas temáticas: "La Reforma Universitaria de 1918: lecturas desde el pensamiento nacional y latinoamericano"; "La gratuidad universitaria como derecho: Universidad y Peronismo"; "Descolonización cultural y epistemologías nuestroamericanas"; "La Universidad en perspectiva del Mundo del Trabajo: una agenda común para problemas compartidos" y "Debates y desafíos de la Educación Superior en el siglo XXI y los nuevos derechos en América Latina". También hubo conferencias, conversatorios, debates  y ponencias. 

Fundamentado en la necesidad de reelaborar los paradigmas educativos vigentes, e impulsado por la voluntad de abrir campos de exploración académica ligados a las problemáticas propias –lo cual supone desmalezar un terreno tradicionalmente eurocéntrico-, el Congreso ideado por la UNLa "recupera el aliento emancipatorio de la Reforma de 1918, toda vez que problematiza las tendencias elitistas y extranjerizantes que, en muchos casos, predominan en la Educación Superior latinoamericana", explicaron los organizadores.

"Se trata, pues, de un intento eminentemente reflexivo pero ligado a un desafío vibrante: la construcción de una universidad del pueblo y para el pueblo, comprometida con su realidad y orientada a difundir las herramientas indispensables para su transformación", aseguraron.

El evento contó con el auspicio y la participación de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (COPPPAL) y La Fundación para la Integración Latinoamericana (FILA).

Testimonios
Stella Calloni alertó que "existe en marcha un proceso de recolonización geoestratégico. Es un proyecto de Estados Unidos, que fue armando una invasión silenciosa desde la época de Ronald Reagan a través de fundaciones que trabajaron como una red de arañas a través de las organizaciones no gubernamentales. Encontraron un lugar con la excusa de la ‘ayuda para el desarrollo". Y en función de esa realidad, sostiene: "Hay que descolonizarlo todo: academia, ciencia y cultura, para combatir esta realidad. Se empezó a principios de este siglo, pero actualmente quedó trunco por este nuevo proceso neoliberal. Hay que retomarlo".

Mario Oporto, planteó: "¿Dónde radica lo latinoamericano en oposición a lo anglosajón? El pensamiento latinoamericano implica muchos espacios: mexicano, del caribe, andino, amazónico y de la cuenca rioplatense. El desafío es ir construyendo un pensamiento que sea una síntesis de todas esas identidades heterogéneas. Decir cómo pensamos como latinoamericanos debería ser algo natural, como un agente descolonizador. Para ello se requiere un sistema educativo conjunto que incluya a todos los estadios educativos, no solo a la Universidad", expresó Mario Oporto.

El cierre estuvo a cargo de Alcira Argumedo, quien resaltó: "Parece ser que la historia argentina empieza hace 500 años con la llegada de Solís. Se ignora y desprecian 9 mil años de historia. Y esa es una América profunda, que hay rescatar. Y que se enfrenta con otro concepto: un occidente profundo, el pensamiento hegemómico de Occidente central. Había pueblos originarios que estaban más avanzados en muchas materias. Todo eso se intenta ocultar por una idea de inferioridad que siempre se intentó instalar".